Pensamientos absurdos de una mente sin rumbo

viernes, 4 de julio de 2014

35. No estoy inspirada


No estoy inspirada, si lo estuviera con gusto escribía todo lo que pensaba anoche. Hubiera escrito que eres irreemplazable en mi vida; que aunque pasen los siglos y no te vuelva a ver, mi amor por ti será el mismo que cuando teníamos 16, e incluso más grande que aquellos días; hubiera escrito que me quedé con los brazos extendidos esperando darte un abrazo de despedida, un abrazo que ahora guardaría en mis recuerdos, en el mismo lugar donde guardo cada momento que viví contigo aquí, en esta Ciudad que ahora me recuerda tanto a ti, y me resulta imposible de transitar... se sienten las calles de ácido y de veneno sus edificios, se siente como caer eternamente en un precipicio sin fin, esa angustia de no saber donde estás, si me extrañas o me olvidas, si aún me odias, si aún me amas.

Si estuviera inspirada, te diría que por mi parte, te odio por  momentos, por lapsos en que la rabia llena mis venas por no poder amarte como antes, porque es el rencor que nos separó, intoxicó nuestras venas dejando tantos planes inconclusos. Me siento impotente al deseo de vivir a tu lado cosas que ya no van a pasar; te odio y te amo al mismo tiempo, se siente como un fuego que achicharra la piel esta incertidumbre de no saber de ti.

Si estuviera inspirada, escribiría tantas cosas... las mismas que a cada momento recuerdo con agua en los ojos, con la sensación de mil agujas apuñalando mi corazón. Ahora me arde ese beso de Diciembre cuando te reencontré después de 11 años, ahora me duelen nuestros pies intentando bailar banda, me sangra el alma cuando suena Arjona, me asfixian nuestros cuerpos en la arena de esta playa, me desgarra la garganta cuando canto, porque ahora canto para ti, cada canción me dice algo de ti; ahora me asesinan los momentos en que fuimos dos mejores amigos jugando a hacer el amor... podría jurar que era amor de verdad, tu mirada en mi mirada, todo era tan real.

No estoy inspirada, si lo estuviera, diría que ese vistazo que le di a las páginas adelante del libro de mi vida, me muestra lo que tanto temía, ya no estás en él. Escribiste en mi libro unas páginas muy rosas, hoy puedo decir que son las páginas del clímax de esta novela, son el inicio de la tragedia de lo que me resta por vivir...

Amor dime, ¿dónde estás, si tu lugar es junto a mi?



0 comentarios:

Publicar un comentario

Soy frágil, no seas cruel...

© Miss Ironía, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena