Pensamientos absurdos de una mente sin rumbo

viernes, 29 de agosto de 2014

37. Laberinto

Mientras más te esfuerzas por trazar un caminito cerca de su caminito para caminar juntitos o por lo menos sean vecinos, más se empeña el destino en demostrarte que tu no vas al mismo lugar, que el caminito es otro. Se encontraron en un laberinto, que se tornó bastante divertido, pero el tiempo sigue avanzando y no puedes seguir perdiendo el tiempo ahí, tienen que seguir por lugares diferentes. Fue una linda coincidencia, una aventura que llegó para marcar tu historia, pero no atarla a tu sendero. Camina chica, camina, sigue de largo y sin voltear porque al parecer aquél te lleva bastantes kilómetros de ventaja, mientras tu sigues sumergiendo el cráneo en unas tóxicas nubes de ilusión.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Soy frágil, no seas cruel...

© Miss Ironía, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena