Pensamientos absurdos de una mente sin rumbo

miércoles, 31 de diciembre de 2014

42. Doce campanadas

Se acerca el final de año, aún no se nada de ti, cada segundo que se aproxima me está golpeando con balas de tristeza... no sabes como te envidio por olvidarme con tanto éxito. 
Suenan las doce campanadas, y cada una es un estallido de la imagen de tu rostro que vive dentro de mis ojos, cada vez más tenue, cada vez más lejos; y es que no sé ni dónde estás, ni siquiera sé dónde estoy yo, no logro encontrarme... Estas asfixiantes últimas horas del año están doliendo más de lo racionalmente aceptable.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Soy frágil, no seas cruel...

© Miss Ironía, AllRightsReserved.

Designed by ScreenWritersArena